jueves, 8 de diciembre de 2011

Ascenso al Pico Urbión


Ya de noche,la tarde estaba nublada y desapacible cuando llegamos a Vinuesa y comenzamos a ascender hasta la Laguna Negra del Urbión; con las luces del furgón, los enormes pinos reflejaban sombras tenebrosas y llegando al primer aparcamiento la silueta de un enorme lobo nos miró durante un momento y desapareció misteriosamente entre la espesura del bosque, nos quedamos asombrados y recordamos a los hijos fratricidas de la leyenda de Alvargonzalez. Nos reímos, pero al final decidimos quedarnos en el primer aparcamiento para estar un poco mas alejados de las oscuras aguas de La Laguna Negra por si el espíritu de la leyenda rondara aún por allí.

Amaneció despejado y una helada tremenda nos frenó la salida del saco hasta que las vejigas exigieron evacuación. Después de desayunar y preparar los aperos, dos mujeres Guardas del Parque, ya habían bajado la valla del acceso a La Laguna en coche por ser fiesta. Nos confirmaron la presencia de la nieve en el Urbión y nos advirtieron de posibles placas de hielo, por lo que añadimos los crampones a la mochila y tomamos la carretera hasta la Laguna; en unos veinte minutos llegábamos a la senda de la Laguna y a unos 200 metros, teníamos ante nosotros a la legendaria laguna, unos minutos de descanso para las fotos de rigor y seguimos por una senda de madera que nos llevó al Portillo de la laguna, es una pequeña canal muy fácil, en esta ocasión el ascenso tuvimos que hacerlo con precaución debido a las placas de hielo, pero sin necesidad de usar los crampones; al llegar arriba seguimos la senda a la derecha con cuidado ya que es un tramo aéreo, desde aquí tenemos unas vistas de la laguna espectaculares.




Seguimos ascendiendo hasta salir del bosque, llegamos al Collado de Majada Rubia y continuamos la ascensión, ya mucho mas suave, hasta la Laguna Larga. Desde aquí seguimos ascendiendo hasta el cordal que viene de la Laguna Helada y nos lleva al Collado Arenoso, desde donde pensamos bajar hasta el nacimiento del Duero (unos 400 metros) en el regreso.




Cuando estábamos llegando a un pequeño altar con una Cruz, ya en la base del Urbión, una niebla  espesa empezó a engullirnos rápidamente tanto a nosotros como al Pico. Seguimos subiendo extremando las precauciones sobre todo el último tramo ya que además de la nieve, pequeñas placas de hielo y las rocas totalmente heladas, dificultaban el ascenso.





Llegamos al Buzón, pero la pequeña trepada al punto geodésico, la dejamos por el hielo y la niebla que no nos dejaba ver mas allá de dos metros. Hicimos un par de fotos y nos bajamos rápidamente hasta una cueva que hay al lado del altar para comer un poco, el viento y el frío eran muy intensos y decidimos no bajar al nacimiento del Duero además de regresar por la laguna Larga en vez de por la Helada (que era nuestra primera intención), ya que este es mas corto y el día se puso muy desagradable. Bajamos muy rápido hasta la misma laguna Negra, donde ya no había niebla y los rayos de sol se agradecían. Después de cuatro horas y cuarenta minutos llegamos al furgón y dimos por finalizada la ruta.

Los Datos:
Fecha: 6 de Diciembre de 2011
Salida (Aparcamiento) 1222 metros
Cima (Urbión) 2228 metros
Desnivel 1006 metros

Distancia recorrida unos 10 kilómetros
Dificultad media, Grado 3+
Mapa de la subida al Urbión desde la laguna negra
Participantes del Grupo Candelariense: Marcelino Sánchez, Jose Campo y Joaquín Sierra

No hay comentarios: